Gúdula

Gúdula

   

Gúdula, personificación de la batalla.

   Como de todos es sabido, no sabemos nada o casi nada de este virus. Continuamos en la guerra por ganarle la partida para que llegue la paz. Contamos con un ejército numeroso y bien nutrido. Los científicos al frente, como estrategas, dando las pautas a medida que avanzan en el conocimiento de los bichos. Guerreros pagados por los laboratorios o los gobiernos, economías privadas o públicas. Los sanitarios, cuál soldados, socorriendo en primera fila con armas muy desiguales. En muchos países, pilló y sigue pillando el toro, falta de investigación, de medios, de inversión en sanidad.

   La globalización ha vuelto a demostrar en el contexto de esta pandemia mundial, en la que estamos instalados, la infinita desigualdad. La carrera de las vacunas, el mejor de los consuelos ante los contagios, lo ha demostrado. Los laboratorios venden, los gobiernos compran, los sanitarios inoculan, la población mejora y hay menos fallecimientos. Se informa, se hacen recuentos diarios, se mejora, se vuelve a empeorar, se habla de olas, de variantes del virus, de mascarillas. Se olvida asimismo, en muy buena medida, a esa parte del globo que no puede comprar vacunas, protecciones, que no tiene ejército. 

Economía

   Mientras tanto los generales al frente de los gobiernos intentan luchar por el equilibrio, entre seguir al pie de la letra las pautas de los científicos, o levantar un poco el pie para salvar la economía. La población se reinventa, busca ideas de debajo de las piedras para continuar ganando su salario. La ponderación entre lo que hemos conocido como una vida normal y lo que toca vivir ahora se llena de interrogantes. ¿Realmente necesitamos que nos inyecten tres o incluso cuatro dosis para estar más protegidos?, ¿hemos descuidado el medioambiente con un consumismo desorbitado?, ¿podemos creer a pies juntillas recomendaciones que van variando casi a diario?

   La economía como motor del mundo parece que gana la partida a la salud en medio de frases lapidarias y pocos movimientos de reparto en cualquiera de los regímenes políticos. Ni las democracias ni los totalitarismos  parecen acercarse a encontrar el contrapeso y mucho menos la panacea para llegar a equilibrios más justos, y más cuando se sabe que esta pandemia tiene que ser erradicada en cada uno de los países del mundo.  Los ciudadanos buscan soluciones y se topan con los gigantes, con los verdaderos ogros del dinero. Salud, dinero y amor, en este orden como dice la canción o no.

Si quieres leer más artículos de «Crónica social» —-> https://www.mundoaspie.es/cronica-social/

¿Te ha gustado la crónica «Gúdula» en Mundo Aspie. Soy aspie – soy geek? Síguenos en Mundo AspieTwitter y Facebook.

Ayúdanos a su difusión compartiéndolo en Twitter y Facebook con los botones que encontrarás al final del artículo.

¡Gracias!

   

 

   

 

 

The following two tabs change content below.

María Ángeles Martín

Escritora y periodista. Apasionada de las series.

Latest posts by María Ángeles Martín (see all)



Etiquetas: ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.